jueves, agosto 06, 2009

Manouche

A principios de marzo fui a París a buscar una guitarra manouche de Castelluccia, pero tuve algunas dificultades para traer el instrumento el mismo día ya que pedí modificar el puente. Volví a Estrasburgo con las manos vacías. A los pocos días Castelluccia me llamo para decirme que tenía frente a él a un ruso que le imploraba venderle mi guitarra. Habia venido desde Moscu sólo a llevarse una guitarra como la mía. Jean Baptiste no hace mas de 30 guitarras al año, y no podía ofrecerle otra. Tuvimos una danza de negociaciones durante toda una jornada. El argüía la importancia de tener una de sus guitarras en Rusia; pero no podia garantizarme cuando iba a terminar las que estaba haciendo. Era un albur.

Fui a buscar mi instrumento el 21 de marzo; estamos lejos de París, yo no encontraba una fecha propicia. Cuando entré a su taller, Castelluccia me extendió la guitarra sin saludarme y me dijo: "Había visto llorar a algunos hombres, pero nunca rusos y nunca de esa forma".

Aquí presento una de las primeras composiciones que he hecho sobre esta guitarra. El video lo grabé ayer por la mañana, en casa.

video